top of page

A la hora de buscar la felicidad, haces más caso a la publicidad, que a los expertos en psicología.

¿Verdadero o falso? VERDADERO.

 

¿Cuál es el origen de la confusión que nos lleva a hacer más caso a la publicidad que a los expertos?

Los sofisticados métodos del marketing, unidos a la repetición publicitaria a la que somos sometidos, hacen que recibamos la publicidad de manera pasiva, sin prestarle mucha atención, y sin ningún espíritu crítico. Y esto hace que el mensaje vaya calando en nosotros haciendo que nazca el deseo de comprar, poseer, aparentar… ya que según nos indican, eso es lo que nos hará felices. Recibimos 3000 impactos publicitarios diarios, en cambio, los resultados sobre los estudios de los expertos en felicidad y manejo de nuestras emociones, no están ni mucho menos tan accesibles.

 

¿A qué da lugar?

Ansiedad, depresión, e insatisfacción son los estados más predominantes en la sociedad actual, incluso en occidente donde en teoría se vive mejor.

Valorar a las personas por lo que poseen, y no por su sabiduría o su corazón.

Endeudarnos para poder comprar lo que nos vende la publicidad, o poner el dinero como lo más importante en la vida.

 

Consejo sabio sobre la cuestión.

El consejo sabio sería escuchar a los sabios, ya que un especialista que estudia la psique humana es quien mejor nos va a poder decir qué nos va a hacer felices, y qué nos va a causar sufrimiento. Además, ese es su objetivo, identificar las causas de la felicidad y el sufrimiento, mientras que el objetivo de la publicidad es únicamente vender, aunque sea a través de manipulación, medias verdades o mentiras.

bottom of page